Cofradía entre Francia y Cuba
Imagen: Cortesía del Centro Pablo
 

Desde siempre en el Dúo Cofradía han sido mucho más que dos: el torbellino en escena que es Lía Llorente y la virtuosidad de Pachy Ruiz con el instrumento parecen una banda completa, y si bien antes los Cofradía solos se sentían como muchos, ahora con el nuevo formato de grupo y la unión de los franceses Jack and the Giant Bean sí son una verdadera orquesta. Una orquesta musical cubano-francesa, mezcla perfecta de blues y son, trova y jazz que entre el 17 y el 26 de marzo llegará al oriente, centro y occidente de la Isla.

Las dos agrupaciones realizarán cuatro conciertos en distintas provincias del país como parte del proyecto Actores Culturales Cubanos en el Desarrollo (ACCEDES), un convenio cultural entre el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, el Centro Memorial Martin Luther King y Radio Francia Internacional, con el financiamiento de la Unión Europea.


 

Así, Jack and the Giant Bean y el Dúo Cofradía + nuevo, que esto es Lía Llorente y Pachy Ruiz en formato de grupo, se presentarán el jueves 17 de marzo en la Casa de la Música de Trinidad a las 10 de la noche. Dos días más tarde llegarán a Santiago de Cuba para presentarse en el espacio Trova sin traba, en la Terraza Matamoros, a las 11 de la noche.

Asimismo los músicos continuarán su gira hacia Holguín, donde se presentarán en el Gabinete Caligary, sede de la Asociación Hermanos Saiz a las 8:30 de la noche, mientras que el sábado 26 de marzo llegarán a La Habana para presentarse en el Museo Nacional de Bellas Artes a las 7:00 de la noche como cierre de la gira.

Desde el 2008 el proyecto ACCEDES ha construido un puente musical entre Francia y Cuba que consolidó sus primeras alianzas musicales en 2014 con la unión del grupo cubano Asunto mío y el francés Orquídeas de Hawai, quienes se presentaron en distintas ciudades de los dos países. Luego, en noviembre pasado el Dúo Cofradía, de Trinidad, realizó una gira por distintas ciudades de Francia junto a la banda local Jack and the Giant Bean. En ese encuentro inicial, Jack y los frijoles mágicos franceses realizaron junto al grupo Cofradía algunos conciertos en Annecy, Faverges, Metz Tessy, Argonay y París, grabaron un disco y palparon musical, humana y culturalmente la nación francesa.

Y a la vuelta de aquellas primeras presentaciones en Europa, los franceses recorrerán ahora la Isla de la mano de los músicos cubanos. Cofradía ―como decíamos antes― es la unión de Lía Llorente y Pachy Ruiz: “Cuando Lía canta, Pachy toca la guitarra. Cuando él improvisa, ella vocaliza. Anfitriones de las noches musicales de Trinidad, en el centro de la Isla, agrupan a su alrededor a jóvenes y talentosos músicos como es el caso de la joven cantante Lucimila Rodríguez, Rainer Pérez, al bajo y Eduardo Quintana en la percusión, que ahora los acompañan en este intercambio musical con los franceses”, según se lee en el programa del Centro Brise Glace, en Annecy, sede de las presentaciones en Francia.

Desde su esencia trovadoresca, combinan más de 50 canciones propias con la musicalización de textos de José MartíNicolás Guillén, el Indio Naborí, entre otros poetas y el peculiar tratamiento con que recrean piezas musicales de diferentes etapas y géneros del cancionero universal y cubano fundamentalmente.

Por su parte, Jack and the Giant Bean navega entre baladas folk poéticas y rock ardiente en un mundo adictivo teñido de un blues omnipresente, según los describe también el centro anfitrión de estos encuentros musicales en Francia: “Los músicos multi-intrumentistas ―el baterista también toca la trompeta y el bajista es violinista― acompañan a Flat Jack sin artificios creando temas muy sinceros”, de modo que ellos serán ahora los embajadores franceses para esta residencia cultural en Cuba que llegará entre el 17 y el 26 de marzo a Trinidad, Santiago de Cuba, Holguín y La Habana.

Por segunda ocasión se podrá disfrutar en la Isla gracias al proyecto ACCEDES de esta residencia cultural cubana-francesa, este mano a mano de canción trovadoresca y tendencias más foráneas, sumando a esta rica unión de dos agrupaciones distintas, las muchísimas influencias musicales que Jack and the Giant Bean y Cofradía traen consigo.