Cine de Singapur en Cuba: un puente de cultura y amistad
Fotos: Cortesía de la autora

A propósito de la primera semana del cine de Singapur en La Habana La Jiribilla conversó con Mary Seet-Cheng, embajadora concurrente de la nación asiática en Cuba.

La primera semana del cine de Singapur en Cuba es una iniciativa que se inscribe dentro de las actividades por el aniversario 50 de la independencia de Singapur. ¿Qué significa este evento cultural para las relaciones de amistad y cooperación entre los dos países?
Estoy muy complacida de poner a disposición del público cubano una muestra de la cinematografía de Singapur en el contexto de las celebraciones por los 50 años de nuestra independencia. Hemos recibido el apoyo de varias instituciones y muy especialmente del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos. Es la primera exhibición de cine singapurense no sólo en La Habana sino también en América Latina y El Caribe, y escogimos a Cuba como el primer país para desarrollar esta experiencia en la región porque conocemos del amor del pueblo cubano por el séptimo arte.

El cine cubano y el singapurense son muy similares, comparten estilos, temas y enfoques. Nuestras maneras de hacer en este sentido difieren de las propuestas hollywoodenses —con grandes recursos y efectos— apostamos más bien por historias simples, de personas comunes en su vida cotidiana, lidiando con fenómenos como el amor, el sentido de pertenencia, la alienación, y fundamentalmente con el impacto y el estrés generado por los acelerados cambios económicos y sociales que ha vivido Singapur en los últimos años. Por esas coincidencias el público cubano disfrutará mucho de la cinematografía de mi país.

¿Qué criterios de selección justifican la presencia de los filmes que conforman la muestra?
Hemos decidido inaugurar esta primera experiencia con la película 7 Letters (7 Cartas), un proyecto único en su tipo que se realizó a propósito del aniversario 50 de la independencia de Singapur.

Se trata de siete historias cortas realizadas por igual número de realizadores destacados actualmente en la escena cinematográfica de nuestro país, quienes a partir de sus diversas perspectivas y propuestas muestran su amor por Singapur.

Son relatos de amor y nostalgia que reflexionan sobre el pasado, de dónde venimos, otras reflejan la preocupación de sus directores por el impacto del rápido crecimiento económico. No muestran una imagen edulcorada del país, sino que abordan también las diferentes problemáticas de nuestra sociedad.

Una de las razones por las que 7 Letters encabeza la selección de filmes que se exhiben en esta primera semana del cine de Singapur en La Habana es porque es una película que permitirá al público cubano acercarse y comprender muestra sociedad en su multirracialidad, multietnicidad y multiculturalidad.

Chinos, hindúes, malayos y británicos conviven en Singapur en perfecta armonía de razas y culturas, y esto es algo que también tenemos en común con Cuba.

Se destacan, además, en la muestra, Ilo Ilo, que obtuvo una Palma de Oro en el Festival de Cannes en 2013 y se ha convertido en la película más exitosa de la cinematografía de Singapur, y 12 Storeys (12 Historias) fiel exponente del renacimiento que tuvo lugar en el cine nacional a finales de los años 90.

¿Se ha pensado extender esta experiencia a otras áreas de la cultura? ¿Por qué comenzar por el cine este estrechamiento de los lazos culturales entre Cuba y Singapur?
Es a través de la cinematografía más auténtica que se puede llegar a conocer a las personas de un país, a la gente común que vive una vida normal, y entender la verdadera esencia de los pueblos. Espero que a través de esta exhibición del cine de Singapur en Cuba pueda tenderse otro puente cultural y de amistad entre ambas naciones.

Hemos comenzado por el cine porque creímos que era la manifestación más factible para iniciar este intercambio, pensamos en una posible presencia de películas de Singapur en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, y extender posteriormente la experiencia a otras manifestaciones artísticas.

Sobre el estado actual de las relaciones entre Cuba y Singapur…
Compartimos una muy buena relación diplomática y cultural. He estado aquí como embajadora por ocho años ya, y estamos promoviendo las inversiones en Cuba, a partir de las transformaciones en la economía cubana y la nueva Ley para la Inversión Extranjera, y esperamos que las relaciones diplomáticas, económicas y culturales entre los dos países se sigan fortaleciendo y se extiendan a otras áreas de interés.