Cien funciones de un espectáculo matancero

Para los teatristas, intérpretes de un arte efímero como la propia vida, llegar a las cien funciones de un espectáculo deviene motivo de fiesta. Celebramos la persistencia de una entrega que se vuelve eterna durante el tiempo que dura el espectáculo. Teatro de Las Estaciones arribará a la primera centena de representaciones de El patico feo (Paisaje musical en 4 tiempos para máscaras, figuras y actores), el próximo sábado 25 de noviembre, a las 11 de la mañana, en las tablas de la Sala Pepe Camejo, de Matanzas.


El patico feo
, Teatro de Las Estaciones, temporada del estreno, 2016.
Foto: Cortesía del grupo
 

Once años después de su estreno, el 26 de agosto de 2006, en el mítico Teatro Nacional de Guiñol, la puesta en escena inspirada en el cuento de Hans Christian Andersen que más le gustaba a la escritora matancera Dora Alonso, sigue viva, con un elenco tan renovado como sus actuales espectadores, que tampoco son los mismos de hace ya una década y algo más. Los versos del poeta, crítico y dramaturgo Norge Espinosa que sostienen la trama, cantados por la soprano Mayuley Álvarez y musicalizados por la pianista y compositora Elvira Santiago, siguen maravillando a todos. La Habana, Matanzas y Sancti Spíritus, son las provincias de nuestro territorio que la han aplaudido y allende los mares hemos estado en el Festival Mundial de Marionetas de Charleville-Mezieres, Francia, el Festival de las montañas verdes, en Vermont, el Festival  para niños Zún Zún, de La Florida, el Festival Nacional de Titiriteros de América en Minneapolis; más la inolvidable función en el Teatro SEA, de Nueva York, Estados Unidos, donde fuimos nominados en actuación y puesta en escena para los premios de la Asociación de Cronistas de Espectáculos (ACE), de esa cosmopolita ciudad.

Al elenco inaugural compuesto por Fara Madrigal, Migdalia Seguí, Freddy Maragotto y Yerandy Basart, se fueron incorporando los actores Luis Torres, Francis Ruíz, Luis Toledo, hasta llegar a los actuales, María Laura Germán, Karen Sotolongo, Iván García y Yadiel Durán. La coreografía sigue siendo de Liliam Padrón, los diseños de vestuario, figuras, escenografía y luces de Zenén Calero. Galardonada en Cuba con el Premio Villanueva de la crítica teatral en 2006, El patico feo, nos ha acompañado desde que no teníamos un espacio de trabajo propio. Regresarla hoy a nuestra sede, para festejar su persistencia en el gusto del público y los especialistas teatrales, me hace inmensamente feliz como director artístico de una producción que ocupa el número veinte en nuestro repertorio y espero que sea así por mucho tiempo.