Buena Vista Social Club vuelve a la carretera

Una de las noticias musicales del año que comienza es el nuevo proyecto de la Orquesta Buena Vista Social Club, que vuelve a la carretera esta vez enfilada hacia el Sur (el Sur también existe). Estarán próximamente en Argentina, Brasil, Chile y se espera que en México.

La dirección musical cambió de Jesús Ramos Aguaje a Orlando Vistel. En las voces cuentan con los de siempre: Omara Portuondo, Idania Valdés y Carlos Manuel Kalunga. El horcón instrumentistas está apoyado por el piano de Rolando Luna —para algunos entre los mejores pianistas de la música cubana actual—, el bajista Yandy Martínez, procedente del grupo de Roberto Fonseca, y el laúd de Barbarito Torres, que hace sorpresivos contrapunteos con el piano. Percusión: Andrés Coello (bongó), Ángel Terry (tumbadora) y Filiberto Sánchez (paila). En las trompetas: se mantiene el Guajiro Mirabal, entra Robertico García, Jesús Alemañy que fuera de Los Bocucos de Pacho Alonso.


Foto: Revista Rolling Stone
 

Todo parece indicar que hay algunos músicos que se mantienen en otras agrupaciones, pero los contratos internacionales definirán los proyectos futuros.

En el concierto del sábado 20 en el Teatro Nacional, en el 33 Festival Internacional Jazz Plaza, presentaron un repertorio con algunas novedades como “Bemba colorá”, un tema de Puerto Rico muy cubano. Se mantienen los estándar: con Omara: “20 años”, “Lágrimas negras” (Miguel Matamoros), “Guajira Guantanamera” (Joseíto Fernández), “El carretero” (Guillermo Portabales), “Píntate los labios María” (Ramón Castro), y con Carlos Manuel Kalunga: “Candela” (Faustino Oramas). También se mantiene la descarga de Barbarito Torres en contrapunteo con Rolando Luna.

Hacía 20 meses que la Orquesta Buena Vista Social Club estaba en una etapa de congelación, pero soy de los que piensa que el proyecto da para mucho más, y que nunca se agotarán las posibilidades de riqueza de la música cubana tanto en lo musical como en el espectáculo y en el repertorio amplio y profundo que duerme en las bóvedas de las disqueras, bibliotecas y colecciones de disqueros.

El proyecto inicial de Juan de Marcos González con la Orquesta Afro Cuban All Stars también está presentándose por los Estados Unidos. Me hizo saber Barbarito Torres que Juan de Marcos está deseoso de volver a poner anclas en su Habana querida, tan pronto sus hijos terminen sus estudios musicales.

Ahora se está cumpliendo el aniversario 20 del Premio Grammy al disco Buena Vista Social Club que cambió el curso de la música mundial. Fue el boom más sonado del fin del siglo XX.

Cuba volvió a situarse en el lugar preferencial que siempre tuvo en todo el paneta. A pesar del bloqueo en la industria musical y en todos los dominios culturales y económicos, Cuba sigue y Buena Vista Social Club vuelve a la carretera de la música internacional.