BAILAR CANSA

Varios clubs del sur de La Florida están siendo demandados por sus bailarinas, las que usualmente son consideradas contratistas independientes. Por ello, no solo no se les paga ni un centavo por bailar desnudas, sino que, contra toda lógica, se les exige que paguen para poder bailar.

Lo peor es que las bailarinas, encima, son obligadas a compartir con el DJ, los camareros, el personal de seguridad y los administradores sus propinas. De esa manera se reduce aún más esa, la única retribución que reciben.