Aún nos queda la noche, en Santa Clara

En la noche del sábado 23 de septiembre, inauguramos un nuevo espacio que lleva por nombre Aún nos queda la noche. Desde ahí se intenta rescatar la oralidad lírica que, sobre todo en las décadas del 80 y 90, suplió en Santa Clara la carencia de opciones editoriales, dando a conocer muchas de las voces que hoy son imprescindibles en el panorama poético cubano.


Arístides Vega Chapó. Poeta, novelista y anfitrión del nuevo espacio. Foto: Perfil del autor
 

Aún nos queda la noche, intenta, además, rendir homenaje a uno de los poetas más sobresalientes de nuestra región, Carlos Galindo Lena, quien en el 2001 publicara en la Editorial Capiro un poemario con este revelador título.

En esta primera edición estuvo de invitado el poeta Sergio García Zamora (Esperanza, 1986), licenciado en Filología por la Universidad Central de Las Villasy quien, en 2003, y con apenas 17 años, publicó su primer poemario, Autorretrato con abejas. Este fue el inicio de la publicación de una docena de títulos, muchos de ellos ganadores de prestigiosos premios de poesía nacionales e internacionales, como el Premio Internacional Rubén Darío 2015 y el XXIX Premio Loewe a la Creación Joven.

A este intento por rescatar la oralidad poética se sumarán prestigiosos artistas de la plástica, que concebirán postales con un poema de cada autor invitado a este nuevo espacio mensual, con sede permanente en el Foro Agesta de la Uneac villaclareña. En esta primera edición de la tertulia, el artista de la plástica Ramón Ramírez Ruiz trabajó sobre el poema Acerca de un arte supuestamente extinto, de Sergio García Zamora.