Así quiero vivir

Por muchos años la música campesina no ha sido de las más favorecidas en el mundo de las producciones discográficas realizadas por artistas cubanos. Ello no se ha debido a la carencia de cultores de dicho género, sino al desinterés que en tal sentido han tenido los responsables de editar fonogramas. Por lo anterior, se recibe con sumo agrado un CD como el titulado Así quiero vivir, acreditado a la cantante santiaguera María Ochoa y el grupo Corazón de Son. En esta grabación, editada por la compañía Blue Jackel, se incluyen 14 temas, en su inmensa mayoría clásicos del género de la música campesina en nuestro país.

De tal forma, aparecen compilados autores como Radeúnda Lima, Celina González, Miguel Matamoros, Sergio Siava..., todos verdaderos clásicos en su manifestación. He ahí un primer elemento a destacar: el buen tino al escoger el repertorio del que constituye el debut discográfico de la Ochoa. Predomina en el material el son montuno, tocado sin ningún tipo de artificios, sino por el contrario, de una manera muy transparente. Quizá, en las primeras piezas del fonograma, el grupo suene un tanto amarrado, demasiado tranquilo para mi gusto. Empero, a partir del cuarto corte, “El reto” (Julio Flores), la cosa empieza a cambiar y se escucha un interesante solo de tres, con ideas llamativas sobre todo en el plano armónico.

La curva de sabor sube de nuevo en “Soltando chispa”, una guaracha original de René Márquez. En la versión que nos propone María Ochoa, se destacan al improvisar el tresero Rey Cabrera Castellanos y el bongosero Joaquín Emilio Solórzano Benítez. Ahora bien, el tema que me parece más logrado es el son montuno “No quiero celos”, compuesto por Roberto Carrión, en cuya orquestación se echa mano a un fragmento de “La comparsa”, de Ernesto Lecuona. Aquí vuelven a sobresalir el tres y los bongoes, pero también la flauta, a cargo de Enrique Navarro Acosta. Nada, que como ópera prima va bien el Así quiero vivir, de María Ochoa y Corazón de Son.