El 12 de abril del presente año fue inaugurada en la Galería Raúl Oliva del Centro Cultural Bertolt Brecht, la exposición Imaginarios para la Danza, por el diseñador escénico y gráfico Ricardo Reymena. Vinculado al trabajo artístico del Ballet Nacional de Cuba desde 1978, con la realización del diseño de la obra Enlaces, del coreógrafo Jorge Riverón, continúa trabajando con la misma pasión para esta compañía y otras. Sus diseños forman parte del repertorio de compañías como Danza Abierta, Lizt Alfonso Dance Cuba, el Ballet de la Ópera de Roma, la Compañía Nacional de Danza de México, el Ballet de Cámara de Madrid y otras agrupaciones internacionales.

foto de Ricardo Reymena
Diseños de Ricardo Reymena para Electra Garrigó, Ballet Nacional de Cuba, 2012. Foto: Internet.


Reconocido además por su obra gráfica expuesta en diferentes países, por la que ha recibido diversos galardones; merecedor de La Gitana Tropical, reconocimiento otorgado por la Dirección Provincial de Cultura de La Habana, y muchos otros premios, se le atribuye a la obra de Reymena un importante aporte al diseño escénico y gráfico en el arte cubano. En una amena conversación con este diseñador del Ballet Nacional, confesó algunos datos del proceso de montaje de su actual exposición: Imaginarios para la Danza.

¿Por qué hacer la expo en la Galería Raúl Oliva?

La elección de la galería Raúl Oliva no es casual, tiene una razón muy fundamentada. El diseñador Jesús Ruiz dirigió una investigación sobre el diseño escénico junto con otros diseñadores, y a partir de esa investigación —que fue muy amplia—, él logró que quienes tenían un poder de determinación en ese entonces en el Ministerio de Cultura, comprendieran la necesidad de una galería expositiva para el diseño escénico. Así se creó la Galería Raúl Oliva en el espacio que tiene hasta la actualidad en el Centro Cultural Bertolt Brecht, y a su vez, se creó el Centro de Estudios de las Artes Escénicas.  

La Galería la inauguró una exposición de Salvador Fernández con motivo de un aniversario muy importante del Ballet Nacional de Cuba; no quisiera equivocarme, pero creo que fue el 50 aniversario. A partir de ahí, la galería ha ido sucediendo una exposición tras otra de importantes diseñadores como María Elena Molinet, Eduardo Arrocha; del mismo Jesús Ruiz se hizo una exposición después que falleció.


De izquierda a derecha; Santos Toledo, Miguel Barnet y Ricardo Silvio Rey Mena. Foto: UNEAC.


¿Cómo surge la idea de realizar la exposición en este momento de la vida de Reymena?

Ya en 2016 estuve conversando con Nieves Laferté acerca de la posibilidad de hacer la exposición, había cumplido 70 años y pensé que ya era un buen momento para exponer más de 40 años de trabajo.

Hacer la exposición ha sido gratificante, el equipo de trabajo de la galería ha sido maravilloso. Yo no vi la exposición terminada hasta media hora antes de la inauguración, porque no me dejaban verla, y fue una impresión muy agradable; todos esperaban por mi reacción y yo me quedé sin palabras. Lo primero que pensé fue: “¡Como he trabajado!”. Pues uno trabaja, trabaja y trabaja con toda profesionalidad, amor, pasión, y no te das cuentas durante los años cómo se va acumulando tu obra. Para mí fue algo inolvidable encontrarme con tantos años de trabajo frente a mí y dedicar la exposición a mi hermana, mi apoyo incondicional por el que he podido llevar a cabo todos mis proyectos, y a mi amigo querido que ya no está entre nosotros, el coreógrafo Gustavo Herrera.

¿Cómo fue el proceso de trabajo para la expo?

Del plan inicial de la exposición hubo que retirar ocho diseños de distintas obras porque ya no cabían, así que hay muchas más obras para exponer. Se hizo una selección rigurosa, incluso de algunos ballets que no está expuesta la generalidad de sus diseños. Por ejemplo, en el caso de La Bella Durmiente hay dos bocetos de dos momentos diferentes y tres bocetos de los bosques de este ballet, de los cuales al final solo uno fue realizado. Pero lo esencial está expuesto.

No fue fácil hacer la selección. Después de habernos reunido previamente en varias ocasiones, la curadora, la jefa de montaje y yo, nos encontramos un día que para mí fue abrumador porque teníamos que decidir qué se ponía y qué se quitaba. Tenía que aceptar la realidad que, como siempre, supera a la ficción. Eran proyectos muy delicados, pues yo siempre he trabajado en maquetas por la falta de proyectistas, y decidí un día hacer las maquetas con cada una de las piezas del diseño para estar seguro de su realización como yo quería. Con piezas de maqueta he reunido de manera plana algunos diseños, como es el caso del segundo acto de Coppelia, La Bella Durmiente y otros. Muchos de los diseños de la exposición están acompañados de fotografías, para mí es un elemento muy importante, porque desde el diseño hasta el proceso de lo que llega al escenario, cambian las cosas, y la verdad es lo que sale al escenario.


Diseño de Reymena para Alas, de Liz Alfonso dance Cuba. Foto: Internet.


Si te fijas en el proyecto de maqueta de Alas, por la Compañía Lizt Alfonso Dance Cuba, puede parecer muy bello, pero para mí no tiene ningún sentido sin la foto del espectáculo en escena. Además, quise incluir carteles impresos, quedando cuatro carteles originales del Ballet Nacional que nunca se llegaron a imprimir.

Paralelamente a mi trabajo de diseño escénico, hice en años anteriores carteles, folletos de programas, etc. El primer cartel que está en el clip de la exposición es del año 1980, y el último es del año 2006 que hice para el espectáculo Alas. Después de la inauguración el 12 de abril, sorpresivamente el 27 del mismo mes, la UNEAC me otorgó el Premio de Diseño Escénico Eduardo Muñoz Bachs; eso fue una satisfacción que no esperaba y me confirmó la importancia de que los carteles formaran parte de la exposición.

Rey, como algunos lo llaman cariñosamente, espera exponer en la Sala Villena de la UNEAC como parte del Premio de Diseño que le ha sido otorgado por esta institución en el presente año. De inmediato el Ballet Nacional de Cuba prepara dos presentaciones donde son utilizados los diseños de Reymena que, además, se encuentra desarrollando un proyecto para un nuevo diseño a la escena del Grand Pas de La Bayadera.

Mientras, la expo Imaginarios para la Danza se mantendrá abierta al público durante este mes hasta el 25 de junio de martes a domingo, en la histórica galería promotora del diseño escénico cubano Raúl Oliva, anclada en el segundo piso del Centro Cultural Bertolt Brecht del Vedado citadino.