La 26 Feria Internacional del Libro de La Habana quedó oficialmente inaugurada ayer en la Calle de los Artilleros, de la Fortaleza San Carlos de La Cabaña.

Durante la ceremonia de apertura, Juan Rodríguez Cabrera, presidente del Instituto Cubano del Libro, explicó que, “para celebrar esta cita anual, unen esfuerzos el sistema editorial, la industria poligráfica nacional, instituciones culturales y académicas, y organismos de la Administración Central de Estado”.

“Entre todos —subrayó— posibilitan que, a los inventarios de libros, se sumen 700 novedades en más de cuatro millones de ejemplares: significativa oferta que sustentará la Feria y sus programas en otras 15 ciudades del país, hasta finalizar, en abril, en Santiago de Cuba”.

En este extraordinario diálogo intercultural participan, además de los cubanos, más de 160 escritores y artistas foráneos, y alrededor de 90 editores; en total, unos 300 invitados contando a distribuidores y directivos de gremios, así como asociaciones que representan a 36 naciones de todo el orbe, señaló Rodríguez Cabrera.

“La esperada asistencia de valiosas editoriales nacionales y de otros lares —manifestó—, nos confirma que la Feria es hoy uno de los eventos literario-culturales más importantes del continente, no solo por la masividad y entusiasmo de su público, sino también gracias a la calidad de sus programas y a la diversidad de propuestas culturales que a ella concurren”.

Agregó que este año, como parte del evento, será presentado un amplio y diverso plan de publicaciones para conocer y acercar aún más al pueblo a la obra de Fidel.

Muchos de estos títulos fueron presentados en el contexto del 90 aniversario de su natalicio, dijo.

En esta ocasión, el evento está dedicado al Dr. Armando Hart Dávalos, “en virtud de su amplia obra dedicada al estudio de la figura histórica y el pensamiento de José Martí”, y en homenaje a su labor revolucionaria.

Isabelle Bérard, directora general del Caribe y América Central de Asuntos Globales de Canadá, agradeció a Cuba por haber elegido a esa nación norteamericana como invitada de honor a la Feria, gesto que contribuirá a dar a conocer su vanguardia intelectual y artística entre los lectores cubanos.

Resaltó asimismo la creciente cooperación entre ambos países, fundamentalmente en el ámbito cultural, lo cual contribuye al desarrollo mutuo del talento mediante el intercambio continuo de diálogos.

El acto de inauguración estuvo presidido por los miembros del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; y Mercedes López Acea, vicepresidenta del Consejo de Estado y primera secretaria del PCC en La Habana.

Asistieron, igualmente, el ministro de Cultura Abel Prieto Jiménez y autores, editores, diseñadores, traductores, promotores y profesionales del libro en general.