Abril se acerca cada vez más, y con él, una carga primaveral y titiritera. El 24 del florido mes se inaugurará el XIII Taller Internacional de Títeres de Matanzas (Titim), la principal fiesta de los retablos en la Isla, fundada hace más de 20 años por el maestro René Fernández Santana, director general y artístico del Teatro Papalote, dramaturgo, profesor y Premio Nacional de Teatro.

Cuatro segmentos marcan la programación que concluirá el domingo 29. Los talleres para profesionales, liderados por los profesores Deborah Hunt, directora de Maskhunt Motions, y Carlos José Torres, codirector del Teatro Y no había luz, ambos de Puerto Rico; Rolando García, experimentado titiritero al mando de Teatro al hombro, de México, y el dúo conformado por los realizadores audiovisuales cubanos Ivette Ávila y Ramiro Zardoya.

Los eventos especiales incluirán el acostumbrado espacio teórico, nombrado Freddy Artiles [1] desde 2010, exposiciones, libros, conciertos de gala, entrega de premios honoríficos, hermanamientos con otros festivales y la reunión internacional “Ventana abierta a la Comisión Unima 3 Américas”. “Zona en progreso: nuevos rostros del títere cubano” —un proyecto del Centro Cubano de la Unima (Unión Internacional de la Marioneta), en coordinación con la Asociación Hermanos Saíz y el apoyo del comité organizador del Titim—, será una de las nuevas secciones de esta edición, al recibir los trabajos en proceso de seis jóvenes directores artísticos nacionales que apuestan por el teatro de figuras.

Los espectáculos para niños y adultos, del patio y de allende los mares, completarán la variada oferta de estilos y estéticas que acogerá la capital matancera, esta vez con extensiones a La Habana, Santa Clara, Cienfuegos y Sancti Spíritus. Entre esas puestas en escena destaca una particularidad: siete montajes donde la banda sonora es ejecutada en vivo.

Sones se titula la obra del Teatro de Títeres Cristeli, de La Habana. La representación escénica, bajo la dirección de Elio García, se apoya en varios de los poemas que integran los libros Motivos de son, Sones para turistas y El son entero, de Nicolás Guillén. Muñecos y actrices alternan con el sonido de la flauta, guitarra y percusión.

Teatro El Arca, también de La Habana, propone un acercamiento mediante el teatro de sombras, objetos, actores y cantantes en escena, a la obra Bastián y Bastiana, ópera de cámara de W. A. Mozart, con dirección artística de Lázaro H. Bofill. La niña Angélica tiene pesadillas y la mamá, para que se duerma, le cuenta la historia de amor entre dos jóvenes pastores. La presencia sobre las tablas de tres intérpretes líricos, respaldados por una orquesta de 16 músicos, permite, entre otras bondades, encontrarnos con la sonoridad vital de la bella partitura mozartiana.

Cierra la aportación nacional la obra Jardín adentro, el más reciente estreno del grupo capitalino La Isla Secreta. A las singulares características creativas de este colectivo, liderado por Lola Amores y Eduardo Martínez, se añaden las historias de la novela Jardín, de Dulce María Loynaz; La Bella Durmiente del Bosque, de Charles Perrault y Entre cubanos, de Fernando Ortiz, además de muchos otros materiales consultados. El trabajo con máscaras y la música original compuesta por el joven compositor José Manuel Ordás Mesa, interpretada en vivo por la violinista Amyra Abdulrahman Guerra, completan un montaje lleno de sutilezas dramáticas y hermosas imágenes.

De otras tierras hermanas también llegan producciones con las mismas características. La Compañía Ladrones de Quinotos, de Argentina, contará con títeres, elementos manipulados y narración oral, la novela Seda, del autor italiano Alessandro Baricco, bajo el título El Viaje de Hervé. Según los comentarios llegados desde varias partes del mundo, El viaje… es un cuento susurrado al oído. Una anécdota narrada entre copas al final de una fiesta. Un excéntrico caballero y una misteriosa dama de rasgos orientales, serán los relatores de la historia de Hervé y su amada imposible. Un músico en vivo realiza todos los efectos ambientales y melodías de la puesta de Bruno Luciani, ganadora de varios galardones en los Premios Teatro del Mundo y Premio ATINA, entre otros.
 

 XIII Taller Internacional de Títeres de Matanzas
La Bicicleta. Costa Rica. Fotos: Cortesía del autor
 

La actriz, titiritera y profesora de francés Kembly Aguilar, de Costa Rica, junto al compositor, flautista y docente Jonatan Albuja, de Ecuador, fundaron en 2002 la Compañía La Bicicleta. Han recorrido toda Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Ecuador, España y ahora Cuba. Juanito y los frijoles mágicos es una adaptación al contexto caribeño costarricense, de un famoso cuento de hadas para niños nacido de la tradición oral europea recogida por los hermanos Grimm. La ejecución musical en escena de Jonatan Albuja, dota a la obra de una inolvidable frescura infantil, ese es el sello propio de todas las producciones de La Bicicleta.

Teatro al hombro, de México, dirigido por el experimentado titiritero Rolando García, que nos ha visitado anteriormente como miembro del Teatro Tinglado, propone la pieza familiar El doctor improvisado, ya aplaudida por el público y la crítica de varios países del mundo. Cansado de vivir eternamente en la pobreza, un sastre abandona a su familia en busca de fortuna. En su camino se encuentra con la muerte, a quien le hace un nuevo traje; esta, agradecida, lo convierte en médico. Pero hacer arreglos con la muerte no siempre resulta tan bueno. Los gemelos Alan y Olin García, hijos de Rolando, ejecutan en vivo música tradicional mexicana para acompañar las peripecias del espontáneo galeno.

Completa esta propensión musical-titirirera del XIII Titim matancero, la participación de la mascarera, titiritera, perfomera y profesora Deborah Hunt, artista de origen neozelandés residente en Puerto Rico. Cuento 53; Snowhite, pensada para público adulto, es una historia siniestra, contada con toy theater (teatro de papel), objetos, butai (kamishibai) y cranky. Se basa en el cuento Snowhite, de la renombrada autora e ilustradora española Ana Juan. Lejos de la historia disneyesca de Snow White, esta versión cuenta la vida de una joven que cae presa de una madrasta sanguinaria en una ciudad hostil, hay unos enanos negociantes y un príncipe rapaz. Partiendo del cuento #53 (La pequeña Blancanieves) de los Hermanos Grimm, publicado en 1812, el cuento de Ana Juan ofrece una mirada mordaz y pertinente a la situación de mujeres hoy en día.
 

Cuento 53; Snowhite. Deborah Hunt
 

De Cuento…, presentado anteriormente en Puerto Rico, Dinamarca y los Estados Unidos, ha dicho la crítica boricua Tere Marichal: “Todos los objetos que nos rodean nos invitan a querer saber, a ver y sentir. Escuchamos cómo la música se entreteje con voces que susurran y sonidos que nos recuerdan otras épocas…”. Shanti Lalita, chelista, poeta y compositora puertorriqueña, acompaña magistralmente a Deborah durante los 50 minutos de la representación.

Súmensele a estos montajes, donde la musa Terpsícore se apodera mágicamente de los retablos, los conciertos de gala que ofrecerá la decimotercera edición del Titim: uno de la juvenil Orquesta Miguel Faílde, y otro de la soprano lírica Bárbara Llanes, quien interpretará, junto a otros invitados, canciones para niños de Olga de Blanck, Gisela Hernández, José María Vitier y de su propia autoría. Sí, el Taller de 2018, será un jolgorio titiritero con muchísima y buena música.  
 

Notas:
 
[1] Prestigioso dramaturgo, investigador y profesor, fallecido en 2009. Fundador del Taller Internacional de Títeres de Matanzas en 1994.