Por primera vez en Cuba, los diseñadores españoles Oriol Armengou y Ferran Mitjans, fundadores del estudio de diseño Toormix, en Barcelona, intercambiaron y compartieron experiencias con la comunidad de profesionales y estudiantes creativos de la Isla, sobre la importancia y necesidad de la gestión del diseño, y la acertada construcción de una marca para el éxito de una empresa o negocio.


Foto: ONDi


Invitados a la recién finalizada XIV Semana del Diseño, que se realizó del 8 al 12 de mayo en la capital cubana bajo la máxima Diseñar es compartir, los creativos españoles impartieron la conferencia titulada “Construcción de Marcas”, así como un workshop en el cual mostraron con ejemplos cómo utilizan conceptos, metodologías, lenguajes y recursos visuales para construir marcas únicas, reconocibles y con personalidad.

Con el slogan Primero pensamos, luego diseñamos, los inicios de Toormix se remiten al 2000 y hoy, después de casi 17 años trabajando en todo tipo de proyectos de diseño para instituciones, empresas públicas, privadas, pequeños proyectos no gubernamentales sin ánimo de lucro, etc., es un estudio para pensar y evolucionar continuamente.

Entre sus obras principales destacan SPAIN arts& culture; Teatro Circo Price, en Madrid; Vins Catalans, una marca para promocionar el vino local y de proximidad; Teatros Luchana, un nuevo “multiteatro” en pleno centro de Madrid; Rata, marca para una editorial, y creación de su sistema visual; Modacc, una marca para el clúster de la moda de Catalunya; Parc d’ Atencions, diseñar un nuevo entorno más amigable para personas muy sensibles; y Diseño del servicio & experiencia de usuario.

Dando respuesta a su nombre, Toormix —que equivale a mezcla— se distingue por su equipo multidisciplinario, integrado por siete profesionales de diferentes perfiles especializados en publicidad, estrategia, diseño gráfico, animación y gestión. Además, cuenta con una red de colaboradores.


Foto: Estudio Toormix.


“Hacemos más que diseño gráfico: brindamos servicios y experiencias, actuamos como consultores, trazamos estrategias y desarrollamos nuevas metodologías vinculadas al diseño. A raíz de esta inquietud de querer avanzar un poco más a nivel de servicios, se creó hace cuatro años un taller para desarrollar dinámicas distintas de investigación, pensamiento, debate, workshops y proyectos; lo que llamamos design thinking”, expresa Oriol Armengou.

Es fundamental conocer bien el producto, servicio, empresa o institución, el entorno, los referentes y la posible competencia. Los siguientes pasos están encaminados al pensamiento estratégico, que no es más que definir un plan para desarrollar la idea.

Con relación a la marca, Ferran Mitjans expone que la conciben como mucho más que un logotipo o la simple forma. Cuando les encargan un proyecto, lo primero que hacen es trazar una investigación interna y externa. “Es fundamental conocer bien el producto, servicio, empresa o institución, el entorno, los referentes y la posible competencia. Los siguientes pasos están encaminados al pensamiento estratégico, que no es más que definir un plan para desarrollar la idea y repensar los proyectos en función de proporcionar lo mejor para el cliente; a la conceptualización, vital para dotar la marca un esqueleto que la sostenga; y a la visualización, para buscar la forma que responda mejor a nuestras necesidades y que nos ayude a construir el código.

“Lo que tú piensas te hace único, tus vivencias, referentes, experiencias y maneras de enfocar los problemas. Por eso, le damos mucho peso a las ideas, porque es la forma de ser diferentes”.

Según los fundadores del Studio Toormix, el diseño es una mezcla de coherencia, funcionalidad e innovación. El diseño puede hacer muchas cosas, más allá de lo visual, puede solucionar muchos problemas. Hay dos formas de solucionar las cosas, desde la parte de ingeniería (que lo hace funcional) o desde la del diseño (útil y bonito).

Con respecto al diseño cubano contemporáneo, Mitjans y Armengou coinciden en que aunque es escaso el conocimiento que tienen sobre el trabajo de los creativos cubanos, pues llega poco a España, hay similitudes a la hora de conceptualizar las ideas. De ahí que eventos como la Semana del Diseño y otros, sean esenciales para el conocimiento e intercambio de experiencias, principalmente sobre la Gestión del Diseño.

Acerca de este último concepto, Oriol Armengou añade que en Barcelona hay escuelas más centradas en ciertas disciplinas y otras en temas de management (dirección y gestión de empresas). “Creo que estas últimas tendrán más éxito, pues el perfil del futuro diseñador demanda conocer desde sus inicios las funciones de un gestor del diseño. El diseñador no solo tiene que estar trabajando en el estudio, en una agencia o una consultora, sino que puede formar parte del propio consejo directivo de la empresa”.

Sin dudas, quienes compartieron el diseño con estos dos creativos, de seguro evidenciaron el buen comunicar, la frescura, el confort, la calidad, coherencia, innovación y personalidad que distingue a Toormix, un estudio de Diseño en Barcelona que apuesta por el diálogo y el trabajo en equipo para el desarrollo y éxito de proyectos.