Julio César González Pagés
Julio César González Pagés es el coordinador general del coloquio en homenaje a Sonia Rivero.
Foto: Thalia Fuentes

 

Con gran cantidad de libros publicados y dedicados a las investigaciones de problemas sociales tan graves como las segregaciones por género y tendencia sexual, los diferentes tipos de violencia y la educación machista y homofóbica: ¿Por qué organizar un evento que rinde homenaje a Sonia Rivero?

Yo creo que Sonia ha sido como una ventana abierta para toda la intelectualidad cubana en Nueva York, es una mujer que a partir de su obra, ha demostrado una gran solidez y que se ha convertido en un paradigma para los estudios de género en el mundo. Está cumpliendo 80 años, que es un buen momento para homenajear y algunos amigos nos pusimos a pensar la importancia que ella tiene para la cultura cubana, de esa forma surge el coloquio que tiene como título Las historias prohibidas de Marta Veneranda, porque ella es como alguien cercano que te cuenta una historia que uno puede imaginar pero cuando la escucha de su voz queda sorprendido. Tiene esa magia, no solo escribiendo sino también conversando. Realmente pensábamos en algo más simple pero cuando lanzamos la convocatoria inicial muchas personas se sumaron, ha sido como una fiesta que ha copado toda la casa del ALBA.

¿Cuánto ha influenciado Sonia Rivero en su forma de escribir?

Yo no escribo exactamente literatura como ella porque soy investigador social, pero en casi todos mis libros asumo el reto de ser muy coloquial y tener un lenguaje más cercano a la gente.  Soy de esos escritores que me encantan que me lean y me entiendan. Hay veces que pensamos que somos más teóricos cuando nadie nos entiende, pero la comunicación es mucho mejor cuando la gente disfruta lo que lee. Yo aprendí de Sonia esa forma de escribir, que parece que uno está hablando directamente con las personas. Además es mi escritora favorita, yo me he leído toda su obra.

Julio Cesar es una persona con importantes responsabilidades a nivel Nacional e Internacional, es el coordinador general de la Red Iberoamericana de Masculinidades, preside la Comisión Género y Paz de la Organización no Gubernamental Movimiento Cubano por la Paz y además imparte clases en la Universidad de la Habana.

¿Qué significa para él pararse frente al aula y poder interactuar con los jóvenes?

Eso es lo mejor que me ha pasado; además un gran reto porque cuando a los jóvenes no les gusta lo que escuchan simplemente desconectan y cuando uno logra captar su atención es una gran satisfacción, además me puedo actualizar con los estudiantes, me aportan nuevas herramientas a la hora de comunicar para impartir mis clases de una forma fresca y amena. Yo creo también que la responsabilidad es de nosotros los profesores de pararnos frente al aula y disfrutar los estudiantes que tenemos porque cada uno es una fuente de conocimiento y además la gran felicidad que uno siente cuando te llaman y te recuerdan como profesor.

González Pagés cuenta con una amplia producción bibliográfica, entre sus libros destacan: En busca de un espacio: Historia de mujeres en Cuba; Manual de empoderamiento solidario; Emigración de mujeres gallegas a Cuba; Masculinidades y cultura de paz, Gallegas en Cuba; Macho, varón, masculino. Estudios de masculinidad; Por andar vestida de hombre y  Pingueros en La Habana

¿Por qué su interés por escribir sobre temas relacionados con las segregaciones por género y tendencia sexual, los diferentes tipos de violencia y la educación machista y homofóbica?

Siempre desde pequeño me llamó mucho la atención la discriminación, en todos los lugares existe este fenómeno y yo creo que mis libros tienen un compromiso con la equidad. Mi último libro Pingueros en la Habana es sobre la prostitución masculina y muchas personas se me acercan para preguntarme por qué escribí sobre este tema y yo respondo que tengo una responsabilidad con los problemas sociales de nuestro país y esto es una realidad que aunque no nos guste, está vigente.

¿Se encuentra inmerso en la realización de un nuevo libro o de un proyecto?

Estoy inmerso en la realización de un manual que se llama Masculinidades en movimiento que es una colaboración con Naciones Unidas y que tiene tres conceptos; el sexo, la música, el deporte. Me parece que va a ser un manual muy polémico porque abordo temas complicados relacionados con prácticas sexuales nocivas que están afectando a la sociedad. Contiene además, recomendaciones para informar a los lectores acerca de este tema, así que yo creo que va a ser muy bien recibido. Además yo siempre trato de actualizarme y estar a tono con las nuevas tendencias y que la gente disfrute lo que yo escribo ese es mi principal reto y objetivo.