Por tercera vez consecutiva, los lectores más pequeños en edad podrán disfrutar de las magníficas creaciones que cada año promueve entre nosotros el grupo valenciano Selvi Ediciones, que se afana en dar a conocer la mejor literatura cubana para niños y jóvenes.

En esta oportunidad, Selvi viene a nuestra Feria Internacional del Libro con sus dos series habituales de álbumes ilustrados y libros a color; también nos trae como novedad una nueva colección destinada a la poesía y su primera selección de cuentos, publicada con el coauspicio de la Editorial Gente Nueva.

Con el juicioso concepto de que la familia es responsable de alentar en los niños la motivación hacia al estudio y el aprendizaje, la disciplina ante las tareas, el amor a los valores y la cultura de nuestro país, precisamente para la familia cubana está dirigido este proyecto de la editorial de Selvi Ediciones.


 

La propuesta de este joven, pero creativo grupo, pretende ser una herramienta de apoyo a la familia para la creación de los valores culturales de nuestros niños y jóvenes, así como la promoción de la obra literaria de destacados escritores cubanos con la calidad merecida en cuanto a diseño e impresión.

Es por eso que, a las ya existentes colecciones, se suman dos nuevos proyectos —que en el futuro serán seguramente enriquecidos— y que ahora el catálogo, además de mantener obras del maestro Miguel Barnet y otros como Jesús Losada, Maikel Chávez, Eldys Baratute y Rafael González, suma a destacados autores del calibre de Olga Marta Pérez, Elaine Vilar, Teresa Melo, Nelson Simón, Alberto Peraza, José Raúl Fraguela, Yansert Fraga, Miguel Pérez Valdés y Aldo R. Gutiérrez Rivera.

Apoyándose en excelentes profesionales del diseño, la ilustración, la edición, la literatura y el arte, capaces y dispuestos a participar en la creación de innumerables soportes que, a la vez de útiles y educativos, conserven una estética adecuada y clasifiquen dentro de nuestros patrones culturales por su contenido y forma, Selvi nos trae en esta oportunidad un nutrido catálogo que, sin duda alguna, hará la delicia de la infancia y de quienes nunca renuncian a ella.

Pese al empaque de sus libros, su acabado e inmejorables condiciones de impresión, Selvi presenta libros de factura sencilla, que sin ser “lujosos”, tienen un contemporáneo sentido de la gráfica y la imagen, un diseño ligero y abierto, y un rejuego constante con lo lúdicro que puede hacer las delicias de sus lectores.


 

Desde historias que rescatan el imaginario de la cultura taína, tan apenas conocida en el presente y casi borrada de la faz de la Isla luego de la conquista y colonización de América, y que de la mano de Selvi viene en la serie Ara y Ari —un par de hermanos que van descubriendo a los niños el mundo precolombino y que en esta oportunidad tienen el valor añadido de la tan demandada aldea taína que se utiliza en la enseñanza primaria—, hasta conmovedores poemarios donde el niño se encuentra con la mejor lírica, o cuentos de la tradición oral africana como los de Barnet e historias animistas o relatos de princesas, las colecciones abren un amplio diapasón para los niños cubanos.

En su deseo de motivar a la familia cubana a participar activamente en la educación y formación de los valores culturales de nuestros niños, con estas hermosas ediciones Selvi pone al alcance de los padres medios de entretenimiento con valores instructivos y culturales, para la educación del niño en el hogar, mediante materiales literarios que nunca dejan de tener valores educativos, de interés social y contenido nacional, a la vez que promueven la obra literaria actual de un grupo destacado de escritores de nuestro país.



 

Además de los libros puramente literarios, Selvi posee una colección de cuatro cuadernos para preescolar sobre temáticas generalizadoras: Las Figuras Geométricas, Las Plantas, Los Animales, El Hombre; otra de cinco cuadernos “Juega y aprende” para preescolar: vocales y números; una de siete cuadernos de Caligrafía para primer y segundo grados, y la de cuatro cuadernos “Aprende y Colorea” (figuras geométricas, el hombre, las frutas y los animales), que contaron con asesoría pedagógica de profesores de la enseñanza primaria.

Conjuntamente con la Asociación Hermanos Saíz, en esta oportunidad también la editorial realizará la exposición Pintando un sueño en el Pabellón Cuba —que además de La Cabaña siempre funciona como escenario de sus ventas y presentaciones—, muestra destinada a reconocer el trabajo de sus magníficos ilustradores.

Entonces está más que visto que durante la FILH 2017, Selvi se ha ganado con creces un buen espacio en la aceptación de los más jóvenes lectores cubanos.