El prolífico artista Reynerio Tamayo se suma a la representación de las artes plásticas cubanas en el Festival Artes de Cuba: Desde la Isla para el Mundo, a desarrollarse próximamente en el Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas de Washington D.C. Cuban Slugger, una serie de reproducciones de originales suyos dedicados al béisbol, se expondrá del 9 al 20 de mayo en la South Gallery de esta majestuosa institución.

Al conocer la noticia, a través de la página web del evento, el Periódico Cubarte contactó con el artista para recoger sus impresiones.


Foto: Tomada de Cubasí

 

¿Cómo llegaste al Festival Artes de Cuba?

A través de una fundación de béisbol que radica en Washington D.C., quien le propuso a los curadores del Kennedy Center hacer varias impresiones de piezas realizadas en lienzo y madera. El tema es que el béisbol es identidad de la cultura cubana, y dentro de las muchas actividades artísticas en este festival no había nada relacionado con nuestro deporte nacional. Ya sabemos que en Estados Unidos es pasión igual que en Cuba; entonces ellos aceptaron y junto a la fundación hicieron las impresiones, que es lo que estará expuesto dentro del marco del Artes de Cuba.

¿Los curadores escogieron las piezas?

Sí, ellos hicieron la selección.

¿Se reproduce alguna obra nueva?

Hay piezas nuevas, pero todas con el béisbol como tema.

¿Qué significa representar a las artes visuales de la Isla en un evento tan importante, más si tiene la intención de establecer puentes entre ambos pueblos?

Está claro que, a través de la historia, incluso en los momentos más tensos en las relaciones de ambos países, el béisbol ha sido una especie de puente. Esa es mi intención con esta propuesta y tratar este deporte desde la historia, desde la humanidad de sus protagonistas. De hecho, ahora estamos pasando por un período de tensión política con Estados Unidos, pero uno es una pieza más en esta historia y lo que uno tiene para ofrecer es el arte, y en este caso el arte y la temática del béisbol pueden llegar a veces adonde no llega la política.

Allá conocen tu obra, pero fundamentalmente en el sur, en La Florida. ¿Se habían expuesto obras tuyas en Washington D.C.?

Ciertamente, mi trabajo es conocido en el sur, en Key West y en Miami. Aunque he participado en otras muestras colectivas en New York, Pennsylvania y California; en Washington D.C. todavía no he mostrado mi trabajo. Esta será la primera vez y estoy contento que sea representando a nuestra Isla a través del béisbol.

Reynerio Tamayo Fonseca (Niquero, 1968) es conocido por combinar el virtuosismo técnico con el sentido del humor. Es graduado de la Escuela Nacional de Arte (ENA) y del Instituto Superior de Arte.

El béisbol ha sido uno de los temas favoritos de Tamayo. Su primer “acercamiento hacia este deporte desde la pintura”, fue siendo estudiante de tercer año en la ENA; una exposición completa en acuarelas sobre papel, expuesta luego en La Habana. Tiempo después, participó en dos muestras colectivas con ese único tema: Clásicos del béisbol y Robando Base: Cuba al bate, esta última expuesta en The 8th Floor’s Gallery, en New York y tiempo después, en el Louisville Slugger Museum, en Kentucky.

La segunda exposición personal del granmense con el tema del béisbol fue en el 2014, con 28 piezas y a raíz del intercambio cultural que hicieron el Museo Nacional de Bellas Artes con varios museos e instituciones de Key West. El tercer gran batazo lo dio a inicios del 2017 con Cuba en pelota, en la capitalina Galería Habana, un pastiche de 52 piezas, con claves imprescindibles para una historia del béisbol en Cuba. Devenir con ineludibles conexiones con La Gran Carpa; por eso Cuba en pelota tuvo una elongación: Cuban Slugger, expuesta en el Kendall Art Center.

Roberto Fabelo, Manuel Mendive, Roberto Diago y Esterio Segura son los otros artistas cubanos de la plástica, seleccionados por los curadores del Centro Kennedy. Se incluyen, además, los cubanoamericanos José Parlá y Emilio Pérez, quienes han participado en las últimas ediciones de la Bienal de La Habana.

Tomado de: Cubasí