Lucía, una de las más reconocidas obras de la historia de la filmografía cubana y primer largometraje de ficción del memorable director Humberto Solás, tuvo su reestreno en los cines cubanos durante el Festival de Cine de La Habana este 2017.
 


 

El filme fue restaurado con la financiación de The Film Foundation´s World Cinema Project, organización presidida por Martin Scorsese, junto a Turner Classic Movies; y digitalizada por el prestigiosa Laboratorio L’Imagine Ritrovata, de la Cineteca de Bolonia, en colaboración con el Instituto Cubano del Arte e Industrias Cinematográficas (ICAIC).

En mayo pasado se presentó, luego de casi 50 años de su estreno, en la Selección Oficial de la sección Clasics del Festival de Cine de Cannes. Ahora llegó a La Habana como parte de la sección Clásicos Restaurados de la fiesta cinéfila de la capital cubana.

Momentos antes de su reestreno Eslinda Núñez, protagonista de la segunda historia del filme, afirmaría que era esa una experiencia maravillosa y un gran homenaje al cine cubano. El filme mantiene la intensidad dramática y las tonalidades que quería Humberto Solás quien, según la actriz, estaría muy feliz de ver Lucía restaurada y robándose las emociones del público una vez más.

Eslinda, quien afirma no verse a sí misma en la película, sino a “una muchachita inocente y pura”, siente la  carga del mensaje social implícito en la película y la influencia de pudiera tener los temas que trata para la mujer cubana actual. Sin embargo, cree que hoy día todas las mujeres cubanas son una cuarta Lucía que ha podido superar lo que frenaba a las tres anteriores.