Una lección de geometría

Del nacimiento a la muerte

la vida no traza una recta solamente.

Se leía en los libros:

“La recta es la distancia más corta entre dos puntos”.

Y en los más nuevos:

“Es aquella que yace por igual

respecto de los puntos que están en ella”.

Del nacimiento a la muerte

la vida yace por igual.

Del nacimiento al pozo oscuro

hay líneas curvas y quebradas,

líneas puntuadas, trazos inseguros.

Del nacimiento al punto de la muerte

hay un laberinto que sí tiene salida.

 

El oficio

Tengo una mesa.

Puedo escribir tengo una mesa.

Tengo una silla.

Puedo escribir tengo una silla.

Aún más:

tengo papel y tinta.

Puedo escribir sobre el papel, con esta tinta.

Pero la poesía no está en lo que ya tengo.

La poesía me dice

que está en lo que me falta.

 

Habla el verso

¿Por qué me haces nacer para el olvido?

-Así nacemos todos, para eso.