¿Qué pasa con una cultura local ante el avance de los rasgos planetarios? A esta y otras interrogantes pretende dar respuesta la investigadora argentina Mónica Ruffino en su obra La identidad cultural en la encrucijada. Lo planetario y lo local, presentada en el contexto de la FIL Cuba 2017.

Aspectos como la impronta sustancialista de la noción de identidad, las transformaciones conceptuales del siglo XXI, el impacto posmetafísico en los conceptos de cultura e identidad; lo planetario, lo local y sus cruces; las dinámicas de constitución de la identidad cultural y cómo pensarla desde el sur de América en la contemporaneidad, son abordados en este libro de corte filosófico que plantea una visión generalizada del problema.



 

En este sentido, quienes quieran adentrarse en el tema de la identidad cultural y sus retos a la luz de las transformaciones comunicacionales y espaciales en el presente siglo, encontrarán en él un punto de referencia ideal, aplicable a cualquier contexto, si bien su posicionamiento se encuentra en América Latina.

La dinámica transformadora de la identidad, con sus variantes y continuidades, se descubre en el presente volumen que reafirma —no obstante— la distinción del sujeto latinoamericano.

“La identidad cultural se construye en un cruce. Cada grupo local está en trámite de constitución de su identidad cultural y eso se hace enfrentando el asedio permanente planetario, el avance de la comunicación global y el modelo neoliberal. Lo nocivo de estas dinámicas es el dominio ejercido por el neoliberalismo, las empresas transnacionales y grandes corporaciones mediáticas que imprimen su ideología, sus productos y sus símbolos”, expresó Ruffino en la presentación del volumen.

Se busca una homogeneización cultural con una finalidad económica dirigida al consumo, plantea la autora. De esta forma se pretende imponer la economía por encima de otras dimensiones como la educación, la sociedad, la cultura, etc. Ante el avasallamiento planetario de las corporaciones, ¿cómo se constituye la cultura local?

La académica argentina sostiene como tesis en su obra la fortaleza del dominio neoliberal que dificulta a las culturas pequeñas y periféricas sostener su producción, sus formas de vida, sus valores y sus símbolos. Aquí se produce el cruce entre lo planetario y lo local pero, no obstante a la hegemonía de los grandes consorcios, cada grupo constituye su identidad, en la que hay preeminencia de rasgos locales.

“La matriz simbólica cultural de esos grupos locales los distingue; se reciben influencias externas, pero va a haber una preeminencia de lo propio. Nosotros asimilamos las tendencias culturales planetarias, las reelaboramos y apropiamos a partir de nuestros rasgos simbólicos”, explicó la intelectual argentina.

Los argumentos de estas tesis los hallará el lector en el volumen, donde Ruffino atestigua tres componentes de la matriz cultural del colectivo local: la historia, el territorio y el lenguaje, los cuales condicionan la identidad cultural local.

Acompañado de una portada de lujo que ilustra el tema con una obra del artista Guayasamín que muestra la síntesis de varios rostros identificativos de cada región, La identidad cultural en la encrucijada… reformula la noción de identidad a la luz del siglo XXI en el debate cultural de América Latina, según afirma Ticio Escobar en el texto de contraportada.

“La identidad es planteada como un constructo, sujeto a los azares de pragmáticas sociales y culturales complejas. El ensayo aporta perspectivas diferentes, si no para resolver una tensión irresoluble, sí para proponer nuevas maneras de asumir los conflictos de la identidad”.

La autora de esta propuesta ensayística que nos llega para repensar, una vez más, nuestra cultura latinoamericana, es Licenciada en Filosofía y Doctora en Humanidades, graduada de la Universidad Nacional de Tucumán. Se desempeña como docente e investigadora de la Facultad de Filosofía y Letras. Ha sido coordinadora y fundadora del Foro de Pensamiento Latinoamericano y Miembro Fundador del Centro Interdisciplinario de Estudios Sociales, Culturales y Filosóficos.