La puesta El efecto de Sergio (2007) ha sido uno de los espectáculos que más han gustado en el FTH. En ella efecto y poesía del absurdo se mezclan audazmente. Su director, Philippe Quesne, es también artista plástico y dirige la compañía Vivarium Estudio (París, Francia; 2003), establecida con el objetivo de promover un arte experimental donde los actores trabajan con pintores, bailares, músicos; inclusive, han laborado con animales. El efecto de Serge cuenta también con el importante actor Gaëtan Vourc'h, quien ha incursionado además en el cine con filmes como Camille redouble (2012) y Munster (2016). En virtud de documentar con su director Philippe Quesne el proceso en torno al espectáculo y con el público, nos trasladamos hacia el Mella.

Primeramente, se impone la pregunta, ¿cuál fue la decisión para venir a Cuba con El efecto de Sergio?

La invitación de Philippe Murcia, el agregado cultural de la embajada de Francia, quien ha querido invitarme con esta puesta, junto con otros creadores franceses como Radhouane El Medebb. Él ya conocía mi espectáculo, el cual fue creado desde hace 10 años y encontraba importante invitarme. Por ello, ha hecho la conexión con el Festival de Teatro de La Habana.

Tus puestas se caracterizan por poseer partituras de grandes formatos, espectáculos más bien corales. El efecto de Sergio, sin embargo, denota una estructura lograda desde un solo, con una poesía del absurdo que produce efectos mágicos en el espectador. ¿Cómo ha influido las necesidades espirituales, económicas, logísticas, etc. a la hora de trasladarte a Cuba con este espectáculo tan bello?

Es una pieza verdaderamente histórica y al mismo tiempo que ya ha recorrido 30 países. En todos los lugares donde se ha representado, ha permitido crear una suerte de relación entre actores profesionales y amateurs. En segundo lugar, no es solamente una cuestión de dinero, sino también de trabajo, de presentarlo por primera vez en Cuba. Es una puesta simbólica del teatro que hago desde hace 15 años. El equipo y los actores son de aquí, integran los amigos que visitan a Sergio.  
 

El efecto de Sergio. Foto: Argyrollo Callias
 

¿Cuáles son los referentes y los métodos de procedimientos del Efecto…?

Habla simplemente de la condición del artista, de crear cosas absurdas. Tiene un alto componente humorístico que se conecta con Buster Keaton. Asimismo, hay un vínculo con la historieta, con el teatro de Samuel Beckett. Al principio nos hacíamos la interrogante de por qué hacemos teatro. Entonces surgió la necesidad de hacer un espectáculo donde hubiere otros espectáculos de algunos minutos en un apartamento.

Háblame un poco de la relación entre este espectáculo y los demás que has llevado a escena.

Todos están conectados, pero te diría específicamente que la mayoría de mi trabajo relaciona el lugar que ocupa el artista, profesionales y amateurs. Lo que distingue mi poética es la libertad de crear una suerte de pared extraña, melancólica. Estoy contento de venir aquí por primera vez con una puesta representativa dentro de mi recorrido escénico.

En el mundo contemporáneo del teatro se habla mucho de la transdisciplinariedad y el cruzamiento de lenguajes propiamente plásticos y cinematográficos en la escena. De todas maneras, yo quisiera un poco que definieras si eres más un artista plástico que hace teatro o un artista del teatro que compone obras plásticas. 

Un poco de las dos. Ciertamente, provengo de las artes visuales, pero el deseo de hacer teatro siempre ha estado. Y como decías, el teatro es una mezcla del espacio, lo visual, la luz… Pienso que hay que tener todo esto en cuenta, pues no estamos solos. Los artistas plásticos están un poco más solos, es bastante especializado, siempre en el estudio. El teatro es un arte total. De todas maneras, continúo con las instalaciones a partir del escenario y los actores. Para mí la mezcla de lenguajes es vital.

¿Qué esperas en términos de recepción del público cubano?

Evidentemente, cuando uno crea un espectáculo no debe olvidar al público. Te puedo decir, por ejemplo, que esta noche sentí la concentración y la curiosidad. Es un espectáculo que ha viajado por muchas culturas diferentes. Todavía estoy en un proceso de curiosidad, de descubrir lo que piensa el auditorio. Nunca había venido a Cuba. Veo que en el festival hay muchas piezas. La cultura es muy importante aquí en Cuba y nosotros estamos muy contentos de haber venido. Por eso tenemos aún muchas expectativas a descubrir.

¿Qué tienes en proceso inmediato o futuro?

La gira de algunas obras del repertorio como: La melancolía de los dragones, el propio El efecto de Sergio y también un nuevo espectáculo que también viajara a otros países La Nuit des taupes donde aparecen animales. En él los actores interpretan la vida arriba y debajo de la tierra.