Una vez más Ediciones Unión, sello de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), llega a la Feria Internacional del Libro de La Habana (FILH) con textos que no solo muestran el oficio literario de excelentes plumas del país, sino parte de la historia nacional, sus realidades y proyecciones.


Fotos: Cortesía de la editorial


Destaca entre sus propuestas la novela Lágrimas negras, del escritor y guionista cinematográfico Eliseo Altunaga, un relato basado en los primeros años de la República que mezcla ficción y hechos reales. Con reminiscencias estructurales de sus novelas anteriores —se lee en la contracubierta— Lágrimas negras resulta un fresco que busca dilucidar cómo se tejió la República y proyecta un trabajo de potente densidad histórica que refuerza la complejidad de los acontecimientos políticos, las decisiones colectivas y las subjetividades individuales.

Sombras nada más, por otra parte, promete ser uno de los títulos más llevados por el público, comentó la directora de Unión, Olga Marta Pérez. Se trata de 36 relatos contra la violencia de género antologados por la escritora Laidi Fernández de Juan, donde se reflejan los costos de ese fenómeno y sus manifestaciones, sin temor a prejuicios o estigmas sociales. Entre sus autoras, que desde distintas generaciones aportan estilos y puntos de vista particulares, figuran Aida Bahr, Marilyn Bobes, Jamila Medina, Dazra Novak, Aloyma Ravelo, Legna Rodríguez, Marta Rojas, Anna Lidia Vega Serova y Mirta Yáñez.

Otro volumen igualmente interesante será Desde el invierno, colección de cuentos y fragmentos de novelas canadienses que se reedita por segunda vez desde que fue presentada 1997. La antología, que incluye algunos de los nombres más representativos de la literatura del país invitado de honor a la FILH, fue llevada al español por las traductoras literarias Blanca Acosta, María Teresa Ortega y Esther Muñiz de las Cuevas.

A esos títulos se suman novedades como El nido de la serpiente, última novela del narrador, poeta y ensayista Pedro Juan Gutiérrez que —según ha trascendido— resulta un prólogo ineludible para todos los lectores de su Trilogía sucia de La Habana; y Seis propuestas para el nuevo milenio, libro de ensayos que realizaba Italo Calvino al momento de su muerte, en 1985, y que incluye una serie de conferencias que pretendía dictar en universidades de los Estados Unidos.


 

Además, Unión propone para los niños la antología de literatura infantil Jugar con las estrellas; El amor es una lucecita maravillosa, de Marcia Jiménez; Un circo en el dibujo, de Néstor Fernández Montes de Oca; y La familia Bóleke, de Luis Alfredo Vaillant Rebollar.

Entre los textos de gran tirada figuran El legado del caos, de Nicolás Dorr; Mi vecino de los bajos, de Emilio Núñez Rodríguez; y Un mundo de caos, de José Soler Puig.

De acuerdo con Olga Marta Pérez, el sello realizará sus presentaciones en las habituales sedes de La Cabaña y en la Sala Villena, en la misma Unión de Escritores y Artistas, en el Vedado. Destacó que la Feria del Libro ha ido creciendo en relevancia cada año y es, definitivamente, el momento más importante para los lectores y los escritores cubanos. Además, dijo, durante su realización en La Habana y luego, en su recorrido por todo el país, se va “tomando nota” de los intereses del público y su reacción ante las publicaciones.

No obstante, añadió, aún se requiere de mayor sistematicidad en el trabajo de las instituciones y de una recuperación de la industria del libro para fomentar con mayor intensidad los hábitos de lectura.