La certeza de legar un mensaje importante a la juventud y al pueblo cubano a través del libro Cien horas con Fidel, animó siempre al líder de la Revolución cubana, significó en Camagüey Ignacio Ramonet, autor del texto, presentado por primera vez en su cuarta edición.

Ignacio Ramonet
Foto: Rodolfo Blanco Cué
 

Con un amplio auditorio en la biblioteca provincial Julio Antonio Mella de la urbe, y con la presencia de Abel Prieto, Ministro de Cultura, el destacado catedrático y periodista español radicado en Francia, aseguró que para Fidel era tremendamente primordial transmitir los análisis y manera de pensar reflejados en esta obra, con 12 años de publicada.  

Confesó Ramonet que esta intención del Comandante en Jefe lo sorprendió porque él, en su condición de autor, imaginaba una realización más periodística, pero en realidad el mensaje tenía un fin en suma trascendental.

Acompañado en la presentación por Luis Morlote, vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), el destacado entrevistador comentó que en la actual edición se añaden los artículos “Dos horas más con Fidel”, y “Fidel Castro y la represión contra los intelectuales”. Este último título alude a la persecución sufrida por el autor después de escribir este libro, y cómo fue expulsado de varios periódicos y emisoras de radio en los cuales colaboraba, un ejemplo muy concreto de cómo fuera de Cuba se erigen como defensores de los intelectuales y la realidad es otra.

Destacó que en esta ocasión Cien Horas con Fidel tiene un contorno diferente y más enriquecido, pues se realizaron correcciones por errores mecanográficos, en los signos de puntuación y de retranscripción.

En sus palabras Ramonet agradeció la presencia del titular de Cultura y de Luis Álvarez, Premio Nacional de Literatura, al expresar el honor de compartir junto a ellos la presentación de esta cuarta edición, con una cronología en su parte final de la vida de Fidel y de los acontecimientos internacionales más importantes del momento.

De igual manera, dijo, el texto tiene notas al pie de página para que las nuevas generaciones que lo lean puedan contextualizar de qué personalidad se habla, a la vez que cuenta con un índice de los nombres citados y la página en la que se encuentran.


Tomado de ACN