El manisero demostró en el festival Artes de Cuba: de la isla al mundo, que sigue encumbrado hoy como uno de los más grandes temas de todos los tiempos creados en el país caribeño.

Muchas décadas después de que la popular canción saliera de las manos del compositor, pianista y director de orquesta Moisés Simons en la década de 1920 del pasado siglo, para convertirse en un suceso internacional, la obra muestra la misma vitalidad de sus inicios.

Así lo han sentido los asistentes al Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas de la capital estadounidense, donde como parte del evento dedicado a la cultura cubana se han escuchado al menos cuatro versiones de la antológica pieza.

El contagioso ritmo de este son-pregón comenzó a sentirse desde la misma inauguración del evento el 8 de mayo, pues fue El manisero el tema final de esa gala de apertura que contó con la participación de reconocidos artistas cubanos radicados en la isla y fuera de ella.

Los presentes en el Teatro Eisenhower, escenario de ese espectáculo, no pudieron evitar moverse al ritmo del tema que fue grabado por primera vez en la voz poderosa y única de Rita Montaner en 1928, y que llegó ahora a Washington DC interpretado por el Lyceum Mozartiano de La Habana.

Mientras todos los artistas de la velada del martes salieron a despedirse del público que los acogió con los brazos abiertos, la agrupación se ganaba elogios con una versión de la obra realizada por una de las violinistas del conjunto, Jenny Peña.

Dos días después de la inauguración, el Lyceum Mozartiano volvió a regalar esa pieza en un gran concierto en el Teatro de la Terraza de la institución cultural.


Aldo López-Gavilán y Jorge Luis Pacheco. Foto: Internet
 

Al mismo tiempo, El manisero también salió de las manos virtuosas de Aldo López-Gavilán y Jorge Luis Pacheco, quienes lo tocaron tanto en la ceremonia de apertura como en el maratón de piano que ofrecieron el sábado.

Esos dos grandes representantes del instrumento en la isla incluyeron la obra en un popurrí en el que también interpretaron La Comparsa, de Ernesto Lecuona; y Guantamanera, de Joseíto Fernández, uno de los temas que se disputa con El manisero el sello de 'canción más famosa de Cuba'.

A la pieza de Simons, sin embargo, no se le había puesto voz en este festival hasta que anoche la cantante Aymée Nuviola la presentó en un concierto.

La artista hizo un recorrido por varias obras antológicas de la música cubana y, en esta en particular, llevó a los asistentes a bailar y a corear estribillos.

'Ya se va el manisero, ya se va', entonaron los espectadores, entre ellos cubanos, estadounidenses y latinoamericanos, y como Artes de Cuba se prolonga hasta el 3 de junio, quizás la canción regrese en algún otro momento entre tanta cubanía que se respira por estos días en la capital estadounidense.

Tomado de Prensa Latina