Festival Artes de Cuba en Washington D.C. fue el motivo para que la cantante Zule Guerra, junto a otros artistas cubanos, llegaran hasta la capital estadounidense. Llevaron muestras de lo que saben hacer y lo regalaron el público, pero lo mejor, al decir de esta joven voz del NuJazz en el país, fue la acogida que tuvieron.

cantante Zule Guerra
Zule Guerra. Foto: Cortesía de la autora
 

“Sabíamos que las entradas de los dos conciertos estaban agotadas pero aún así no esperamos encontrarnos personas del público de pie. Algunas, quizás de la comunidad latina, se sabían las canciones y nos acompañaban, pues no solo interpretamos temas del primer álbum Blues de Habana, sino también del disco Huellas de Vitrola.

“La reacción, a la salida, fue abrumadora. Nos daban las gracias y el agradecimiento es nuestro en realidad porque esta ha sido una oportunidad inigualable, de los conciertos más importantes que hemos tenido en estos cinco años de carrera. Un paso grande.

Estuvieron en la escena con Zule, Degnis Bofill en la percusión, José Carlos Sánchez en la batería, Jesús Pupo en el piano, Omar González en el contrabajo y, en el saxo, Víctor Benítez, fundador de la banda, quien aporto: “Esta experiencia va a ser inolvidable, ojalá se repitan nuevos proyectos como este en otros países porque el alto nivel que tienen los artistas cubanos y la cultura cubana en general se reconoce en el mundo entero”.

Hablemos de Huellas de Vitrola que sabemos te tiene muy entusiasmada

Todo nace del concierto homónimo, cuando seleccioné piezas de compositores cubanos y de otras regiones de Latinoamérica como José Antonio Méndez, Marta Valdés, Pablo Milanés, Vicente Garrido, César Portillo de la Luz y María Greever; y las arreglé en función de la contemporaneidad, con aires de NuJazz.

En enero de este año, hicimos un audiovisual llamado Sesiones de Vitrola, que fue una selección previa a la que trabajamos hoy. Invitamos a músicos que sí tuvieron que ver con el movimiento del feeling y que estarían dispuestos a sumarse a esta nueva manera de ver los temas. Entre los invitados están Vania Borges, César López, Anais Abreu y Eduardo Sandoval.

La disquera que apoya es Bonus Track, y también la Fundación Caguayo, el Centro Nacional de Música Popular y CubaRon. Lo subimos a internet en forma de dos EP, con tres canciones cada uno. Ya está disponible el primer volumen en todas las plataformas digitales: Itunes, Spotify, Amazon y en la aplicación cubana DeRitmo.

Estoy, en resumen, muy contenta de lo que nos está pasando y te adelanto que el 12 de junio, Blues de Habana inaugurará en la Casa de la Música de Artemisa, un nuevo espacio dedicado al jazz. Además, en agosto entramos al estudio para grabar nuestra próxima producción discográfica de la mano de Ernán López-Nussa, que saldrá a la luz en 2019.