Anticipo de lujo del Festival de Música Contemporánea

El XXVIII Festival de La Habana de Música Contemporánea, que se celebrará del 14 al 21 de noviembre próximo, tuvo como preludio un concierto dedicado a la guitarra el pasado domingo en la Casa del ALBA.

Este es un instrumento armónico-melódico, que en cuanto a técnicas de interpretación, posibilita un amplio espectro en función de la música contemporánea.

Durante casi dos horas, presenciamos un amplio repertorio de obras de grandes compositores del patio y foráneos, algunas constituyeron al mismo tiempo estrenos en Cuba y mundiales.

El concierto, presentado por el Presidente de la Asociación de Música de la UNEAC, Guido López Gavilán, se inició con la obra Galiardia, interpretada por la orquesta de guitarras Sonantas Habaneras bajo la dirección del maestro Jesús Ortega, composición dedicada a la propia agrupación por el compositor italiano, Adriano Galiussi.

Sonantas Habaneras, agrupación de jóvenes instrumentistas, se distingue por su destreza interpretativa, con diferentes matices y contrastes de sus múltiplesguitarras, lo que se puso de manifiesto en la ejecuciónde En el campo, del compositor cubano Héctor Ángulo.

El guitarrista argentino Gonzalo Antuña, invitado especial del festival, realizó un amplio programa de autores: del uruguayo Sergio Fernández Cabrera, Romance de la guitarra y el guitarrónA Yavi voy, inspirado en cantos y bailes folklóricos regionales, del argentino Franco Berrotaran; y finalizócon Sonata Op. 47, del reconocido compositor Alberto Ginastera, famosa por su complejidad técnica y el virtuosismo que exige su ejecución. Antuña es además ganador de importantes concursos y creó en el 2011 el Festival Latinoamericano de Guitarra de Río Cuarto, Córdoba.

Otro participante en el jubileo de la guitarra fue el cubano Luis Manuel Molina, quien estrenó del compositor italiano, presente también en el evento, MattiaCova, Cinco estudios para guitarra. Molina junto al clarinetista Vicente Monterrey, que integran el dúo Cáliz, interpretaron otras obras de su autoría.

La noche finalizó con el cuarteto de saxofones Zsaxos, de Javier Zalba, quienes deleitaron al público con el Cuarteto No. 1 para saxofones de Alfredo Diez Nieto y Elegía al saxofón, del propio Zalba.

Sin duda, el concierto de la Casa del ALBA fue un buen anticipo de los  participantes, composiciones y notables interpretaciones que podrán disfrutarse durante del Festival de Música Contemporánea.