Andrea Echeverri

Pertenezco a una generación muy consciente de las desigualdades y con una profunda admiración a los intentos de igualdad y de oportunidad para todo el mundo. Eso era lo que simbolizaba Fidel Castro. Así que estar acá cantando, y que luego alguien subiera a decir que se había muerto, para nosotros fue paralizante. También fue una sensación de que en realidad una no alcanza a sentir lo profundo e inmenso del suceso. Pero de todas maneras, hay mucho respeto y tristeza compartida.