Alma de fuego y luz

La niña-musa, la niña maga, que consagró, urgiéndolo con el óleo dulce de su prosa, el pálido arcángel de la poesía que duerme sueño eterno en su cripta de mármol y vive vida eterna en sus Bustos y rimas. La flor de poesía que todas las brisas de una popularidad naciente embalsaman, añadiendo perfumes a su perfume inicial.

Alma de fuego y luz en que se esmalta el oro de la rima y en que se solidifica, resistente, el platino inestimable de un pensamiento, siempre excepcional. La Inspiración —vestal soñadora— ha posado en esa frente la caricia augusta que señala a los elegidos el sendero donde está prohibido transitar al mayor número. Dones de hada llenaron su cuna; dones de hada abrillantan su ser. Un rostro en que se traducen las emociones asombrosas de la vida y un alma de fuego.

Dones de hada llenaron su cuna; dones de hada abrillantan su ser. Un rostro en que se traducen las emociones asombrosas de la vida y un alma de fuego.Los arabescos de su fantasía, como una red de mallas luminosas, encierran las ideas transparentando la gracia alada de sus expresiones. ¡Cuánto azul en el alma de la que ha dado, como primeros balbuceos, estas lindas endechas que consagran un talento de pureza helena! Estos versos son una promesa y una realidad. Flor y fruto a un tiempo. Flor de vida artística, fruto de bendición poética. Las líneas de su pensamiento, como una orla de luz, fijan los contornos de su frase a la manera indeleble, y los arabescos de su fantasía, como una red de mallas luminosas, encierran las ideas, transparentando la gracia alada de sus expresiones.

Vive y canta siempre. La única verdad es el arte; el único consuelo, la rima. El horizonte interiormente contemplado, es el menos embustero de los espejismos. Sé dichosa oh hija de un suelo desgraciado. Sobre la almohada de espinas en que Andrómeda, caída de la roca, reposa, inclina tu alma como un arpa y que tus frases, en que irá la dulzura tristemente ideal de todo un pueblo, sean el más fecundo de los lenitivos. Vive y canta siempre.

Vive y canta siempre. La única verdad es el arte; el único consuelo, la rima.Gris y Azul, rindiendo un homenaje de admiración y simpatía a la inspirada niña, se ha conquistado todos los aplausos. Con una solicitud que el entusiasmo aprueba, ha realizado esta idea: reunir en sus páginas y ofrecer a Cuba los primeros ecos de una lira que tiene ya su puesto, y de los más prestigiosos, en su Parnaso. Ni un solo instante se ha interrumpido la patriótica labor. Los primeros gorjeos del más adorable de los ruiseñores, halagan nuestro oído. Ellos dan la medida de lo alto, vibrante y seguro que es el canto de hoy. Ah sí. Gris y Azul, rindiendo un homenaje de admiración y simpatía a la inspirada niña, se ha conquistado todos los aplausos.

 

Nota
Prólogo a Rimas de Juana Borrero. Biblioteca de Gris y Azul, La Habana. Establecimiento Tipográfico La Constancia, 1895.