Alfredo O┬┤Farrill Pacheco

Siempre supe que este momento tenía que llegar, pero lo veía muy lejos, y cuando oí a Raúl —aunque Fidel nos enseñó a andar y resistir—, me llegué a preguntar: “¿Y ahora cómo viviremos sin Fidel?”. Yo conocí más de 80 países como primer bailarín del Conjunto Folklórico Nacional, gracias a la creación de esa prestigiosa institución por la Revolución, y en especial a Fidel. Estas manifestaciones danzarias, antes del Triunfo de la Revolución, estaban marginadas y discriminadas por los regímenes anteriores; Fidel las sacó a la luz y les dio el valor y el reconocimiento nacional y mundial, ya que forman parte fundamental de nuestra nacionalidad.

Fidel no se cansó nunca de luchar por los desposeídos del mundo, por la paz entre los pueblos y el respeto de nuestros principios por parte del imperialismo. Los jóvenes artistas, y en especial los bailarines, deben tener siempre presente ese ejemplo para elevar su calidad como profesional.