25 ediciones, una vuelta a la vida

Del 28 de octubre al 6 de noviembre se celebrará la 25 edición del Festival Internacional de Ballet de La Habana. Con carácter bienal, esta fiesta de la danza de puntas es una de las más importantes en Cuba y el mundo por la participación de diversas figuras del ballet a nivel mundial y por su trascendencia histórica.

Según la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, directora del Ballet Nacional de Cuba y presidenta del festival, esta 25 edición es como si estuviera comenzando a vivir.

Diversas son las figuras que se darán cita para compartir estilos, técnicas y formas de interpretar la danza en puntas. En esta ocasión, con la ayuda de la Embajada de Francia en Cuba, tendremos la posibilidad de disfrutar de Aurélie Dupont, bailarina étoile y directora de la Ópera de París; Martha Graham Dance Company, de Estados Unidos —los años 40 marcaron su última visita a nuestro país—; el Ballet Nacional de Uruguay (SODRE), bajo la dirección de Julio Bocca, entre otras prestigiosas compañías.

Este año el tema será la celebración de las 25 ediciones del Festival, aseguraron los organizadores del evento. Cuatro son los espacios para compartir: el habitual Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, Teatro  Nacional, Teatro Mella y El ciervo encantado. Este último acogerá la pieza contemporánea DubLove, del francés Francois Chagnaud. La presencia del cubano Joel Carreño, del Ballet Nacional de Noruega, y de Osiel Gouneo, del Ballet de Munich, mostrará al público cubano la grandeza de la escuela cubana de ballet a nivel internacional.

Diversas actividades colaterales completarán el programa. Para la apertura del evento se realizará una cancelación de sellos postales que aluden a obras del repertorio del Ballet Nacional de Cuba.

El lunes 24 de octubre se inaugurará la exposición Belleza olvidada, de la española Pilar Rubí, y del coreógrafo cubano Alberto Méndez, La danza imaginada.

La entradas estarán a la venta a partir del día 18 de octubre en cada teatro; también se podrán adquirir de manera online a través del sitio web www.festivalballethabana.cult.cu.

Solo esperamos que esta vez no se agoten tan rápido las entradas y que los revendedores no hagan del arte de acaparar su propia historia. La suerte está echada, el 28 de octubre marcará otro punto en la historia de la danza cubana.